TESTIMONIOS

image13

Alicia Hernández

28 de Septiembre del 2019


Alicia nacio en Jalisco, México. Muy joven, se casó con Douglas su actual esposo. Los primeros años tuvieron problemas en su matrimonio, por lo que tomaron la decision de separarse. Afortunadamente el día que decidieron separarse, una persona carismática conocido de ellos, sintió la necesidad de orar por ellos. A partir de ese momento, ya no se separaron y su vida empezó a cambiar para bien. 


Alicia poco a poco fue adentrándose en el movimiento carismático por medio de los grupos de oración y precisamente ahí fue donde sintió el llamado a la conversión y pudo profundizar en su fe y en su iglesia católica.


Ya hace 25 años que ha estado sirviéndole al Señor en grupos de oración y como ministro extraordinario de la Sagrada Comunión. Y desde hace 6 años, ella y su esposo han participado como coordinadores en el ministerio de matrimonios en la pastoral matrimonial familiar diocesana.


Alicia tiene una devoción especial al Inmaculado Corazón de María y en su casa tienen junto con su esposo Douglas, un lugar especial para nuestra Madre María con el permiso de la diócesis de San Bernardino en el cual todos los viernes rezan el Santo Rosario junto a un grupo de personas. 


image14

Lupita Torres

11 de Febrero del 2012

PARA DIOS NADA ES IMPOSIBLE

Es de gran bendición tener a nuestra hermana Guadalupe Torres, quien llego a “La Magnificat” en el mes de abril y al mismo tiempo empezó a trabajar en el Centro Galilea.


Lupita tenía 6 años tratando de embarazarse. Hizo muchos tratamientos, los cuales no dieron el resultado que ella esperaba. En el año 2011, hizo el último intento, pero no se logro nada. Sin embargo ella no perdía la esperanza de llegar a ser madre. Mientras tanto, empezó a hacer ejercicio y a usar tratamientos para adelgazar.


En enero del 2012, sintió algo en el estomago y se asusto. No sabía que era. Su hermana vio que algo se movía y su mama le hizo dos pruebas de embarazo y las dos salieron positivas. Decidieron ir a la clínica y grande fue su sorpresa cuando le dijeron que estaba a punto de tener a su bebe. Al octavo día, nació el hijo de Juan y Lupita a quien pusieron el nombre de Juan Luis y quien peso 8 libras.


Dios los bendiga y que este testimonio ayude para que nuestra fe siga en
aumento día a día.